El pollo con champiñones es una comida excelente, combina una receta sencilla con gran sabor, de tal manera que en un inicio en la cocina podemos intentar este plato sin demasiados riesgos. Aquí una receta cortesía de Eurofrits

 

Los ingredientes para una comida de cuatro porciones incluirán:

 

Sal a gusto
½ taza de vino blanco
1 ½ taza de caldo de verduras
½ cucharada de romero seco desmenuzado
¼ cucharada de tomillo seco
2 cucharadas de aceite de oliva
225 gramos de champiñones
3 dientes de ajo picado
2 pechugas de pollo
Hojas frescas de romero, tomillo o perejil

Lo primero que hacemos es cortar los champiñones, bien lavados y tras eliminar los tallos. Usamos una cucharada de aceite de oliva en la sartén y allí cocinamos los champiñones. Tras unos minutos los hongos se humedecen y empiezan a liberar sus jugos.

Una vez que los líquidos se evaporen, añadimos el ajo picado, el tomillo y el romero seco. Mezclamos durante 30 segundos y después agregamos el vino. Cocinamos hasta que se evapore en su mayoría, allí agregamos el caldo y bajamos a fuego lento revolviendo cada tanto para que no se peguen los hongos. Cocinamos diez minutos, podemos agregar sal o pimienta según el gusto del cocinero.

 

La preparación no debe quedar muy acuosa, pero tampoco seca. Utiliza el caldo restante en caso de que se haya secado de más. Pasamos la preparación a un recipiente, limpiamos la sartén y ponemos el pollo con la cucharada de aceite de oliva que nos quedaba. Cocinamos de 3 a 5 minutos a fuego alto y una vez doradas las pechugas retiramos el pollo y lo ponemos en el plato. Vertemos la mezcla de champiñones y ya estamos, tenemos un platillo sencillo, rápido y extremadamente sabroso.

Anuncios