Hoy en día, existen diversas opciones de materiales para construir casas, apartamentos, entre otras formas de viviendas. En el mercado ahora pueden conseguirse diversos productos que además de otorgarle facilidad a las construcciones, pueden ahorrar mucho presupuesto y también, cuidar del ambiente.

Entre los primeros materiales que eran utilizados para construir se encontraban las piedras, la madera y el ladrillo. Con el paso de los años y la Revolución Industrial, fueron llegando otros, entre ellos el acero, el vidrio y el hormigón.

Esta nueva materia prima comenzó a surgir a partir de la segunda mitad del siglo XIX, y en el siglo XX fue cuando empezó a darle forma a lo que es ahora la sociedad moderna. Los materiales modernos se volvieron más eficientes que las piedras y el barro, debido a su más eficaz ejecución y a su poco peso económico.

El hormigón, el acero y el vidrio, son los básicos entre los materiales modernos. Actualmente, en el mercado se puede encontrar una gran diversidad de productos. Entre los más recientes y utilizados para obras tenemos:

  • Los paneles de yeso y placas: Se utilizan frecuentemente para levantar techos falsos y tabiques interiores.
  • El densglass: Se trata de una placa o lámina de fibra de vidrio, compuesta con yeso que se resiste a la humedad. Pueden utilizarse en ambientes externos sin necesitar ningún tratamiento para ello. Suele usarse en ubicaciones a la intemperie.
  • Los bloques de hormigón: Es el hormigón prefabricado, ideal para construcciones que quieren lograrse rápido. Es un material bastante económico y resistente. Se utiliza para levantar paredes en menos tiempo.
  • El revestimiento vinílico: Es considerado una opción entre el revestimiento de madera, el revestimiento de aluminio, o al que está compuesto por fibra de cemento. También es un material fabricado y diseñado, y se forma con resina de PVC o cloruro de polivinilo.

Vía http://www.ferreteriasindustriales.es/jardin-hogar-110

Anuncios